Plusvalía: si la pagó indebidamente reclame.

Por en 18 octubre, 2017

Las 550.000 personas que vendieron sus viviendas después de 2013 por debajo del valor de compra y pagaron el impuesto de plusvalía pueden reclamar a los ayuntamientos su devolución. Los tribunales les están dando la razón tras la sentencia del Tribunal Constitucional que declaró nulo el tributo. Los casos anteriores a 2013 han prescrito.

Hacer caso omiso a la sentencia dictada el 11 mayo por el Tribunal Constitucional (TC) en la que declaraba inconstitucional el cobro del Impuesto sobre el Incremento del Valor en los Terrenos de Naturaleza Urbana -conocido como plusvalía municipal- en inmuebles que perdieron valor en el momento de su venta, puede costar muy caro a muchos ayuntamientos españoles, ya que la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) ha decidido denunciarlos ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia por posibles delitos de prevaricación, al seguir cobrando un tributo que ha sido declarado nulo por el Tribunal Constitucional.

«Los ayuntamientos han seguido cobrando la plusvalía aun cuando no ha habido incremento de valor en una vivienda, a sabiendas de que están incumpliendo la sentencia del TC. Las sentencias del Constitucional son de automático cumplimiento».

Están cometiendo el delito de prevaricación recogido en el artículo 404 del Código Penal», señalan fuentes de Asufin, que consideran que los ayuntamientos «no tienen excusas» para seguir cobrando este tributo.

PRIMERO PAGAR Y LUEGO RECLAMAR

Tras la solicitud de cobro del tributo por parte de los consistorios, los expertos recomiendan a los ciudadanos que primero lo paguen y después lo reclamen al ayuntamiento y, en caso de que no obtengan respuesta, acudir a los tribunales, ya que «no pagarlo podría tener consecuencias negativas para ellos», en este caso los contribuyentes tienen la ley a su favor.

En esa reclamación los afectados tienen todas las de ganar. «Según la línea seguida por los tribunales y habiéndose declarado nulos los artículos relativos a la plusvalía en la medida que someten a tributación situaciones de inexistencia de incremento de valor, es predecible que los tribunales decidan a favor del contribuyente», señalan desde Aedaf.

Los contribuyentes «van a ganar seguro porque nadie puede ir contra la sentencia del Constitucional, siempre que se pueda probar que en la transmisión existen pérdidas patrimoniales ».

Para acabar con esta laguna legal, fuentes jurídicas aseguran que Hacienda ya dispone de una propuesta de modificación del impuesto de plusvalía, pero aún no ha iniciado su tramitación legislativa. Este texto de propuesta de reforma solucionaría «en gran parte» el problema, ya que «regula un nuevo supuesto de no sujeción para los casos en los que el sujeto pasivo acredite que no ha obtenido un incremento de valor, admitiendo como prueba las escrituras de adquisición y transmisión» apuntan desde Aedaf.

 

CUÁNDO SE PUEDE RECLAMAR EL PAGO DE LA PLUSVALÍA

Para que un contribuyente pueda reclamar el pago del impuesto de plusvalía municipal tienen que darse conjuntamente al menos dos condiciones,

La primera es cuando se ha pagado el impuesto de plusvalía en la transmisión de un inmueble y no se ha producido incremento alguno del valor del terreno en el periodo de tenencia gravado, es decir, entre la fecha en la que se adquirió y su última transmisión. Esta circunstancia se cumple en la mayoría de las transmisiones en las que los inmuebles se han vendido con pérdidas.

La segunda condición es que la venta se haya producido después de febrero de 2013.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR